Restauración En Dientes Temporales

RESTAURACIÓN DE DIENTES TEMPORALES

Los cuatro principales objetivos de la odontología restauradora en niños son:

  • Mantenimiento de la longitud del arco.
  • Mantenimiento de un medio ambiente oral sano.
  • Prevención y alivio del dolor
  • Razones estéticas y fonéticas, lo que se traduce en bienestar psicológico para el paciente.
  • Prevención de hábitos.

Ventajas y desventajas de materiales usados en odontopediatría

MATERIAL VENTAJAS DESVENTAJAS
Amalgama
  • Simple
  • Rápida
  • Barata
  • Técnica poco sensible
  • Gran durabilidad

  • No es adhesivo
  • Requiere retención mecánica
  • Riesgos ocupacionales
  • Riesgos ambientales
  • Preocupaciones públicas

Compuestos de Resina
  • Adhesiva
  • Estética
  • Propiedades de uso razonables
  • Técnica sensible
  • Costoso
  • Aislamiento con dique de goma
Ionómero de Vidrio
  • Adhesivo
  • Estético
  • Libera flúor
  • Susceptible a la erosión
  • Fragil
Coronas de Acero
  • Gran durabilidad
  • Protege y soporta estructura dental remanente
  • Preparación dental extensa
  • Poco estéticas
Ionómero de Vidrio modificado con Resina
  • Adhesivo
  • Estético
  • Fácil de manejar
  • Absorbe agua
  • Requiere aislamiento y control de la humedad

CORONAS DE ACERO

Ventajas de las coronas de acero:

  • Bajo costo.
  • Gran durabilidad.
  • Alta confiabilidad.
  • Protege y soporta estructura dental remanente.

Desventajas:

  • Son poco estéticas.
  • Requieren una preparación dental extensa.

Indicaciones molares temporales

  1. Caries extensas: Restauración de dientes primarios o permanentes jóvenes con lesiones cariosas extensas que abarcan más de tres superficies, interproximales mesiales
  2. Después de terapia pulpar: Restauración de dientes temporales después de procedimientos de pulpotomía o pulpectomía,
  3. Como restauración para aquellos dientes con defectos en el esmalte: Restauración de dientes con anomalías hereditarias como dentinogénesis o amelogénesis imperfectas, o hipoplásicos.
  4. Como medida preventiva: Restauración en personas discapacitadas u otros en quienes la higiene bucal es muy deficiente y se prevé el fracaso de otros materiales.  Pacientes con tratamiento bajo anestesia general.
  5. Como soporte para conservadores de espacio o aparatos protésicos: Ya no se usan por que el arco que se sostenía en la corona se fracturaba, la opción es colocar una banda en la corona que sostenga el arco.

Indicaciones molares y premolares permanentes

  1. Restauración temporal de un permanente muy cariado o fracturado hasta que se pueda realizar la restauración definitiva o haya cierre apical.
  2. Cuando las consideraciones económicas son un problema.  Las coronas de acero son restauraciones útiles muy económicas.
  3. Restauración de un diente permanente que requiere cobertura total pero está parcialmente erupcionado.

Contraindicaciones

  • El diente temporal está próximo a exfoliar (la radiografía muestra más de la mitad de la raíz reabsorbida).  Se debe considerar la exodoncia o una obturación temporal.
  • Consideraciones estéticas muy importantes para el paciente.

 

Éxito

Las coronas de acero proveen el tipo de restauración de mayor durabilidad en la dentición temporal.  Son relativamente económicos en cuanto a tiempo y dinero. La rata a la cual deben ser cambiadas estas restauraciones es lenta (3%  comparado con el 15% de rata de reemplazo re restauraciones Clase II con amalgama). Sin embargo, se consideran poco estéticas y requieren una gran cantidad de preparación y anestesia local.

Tipos de coronas

  1. Coronas precortadas: Estas coronas tienen lados rectos, pero están festoneadas para seguir una línea paralela a la cresta gingival.  Aún así requieren contorneado y cierto recorte.  Entre las marcas comerciales encontramos: Unitek Stainless Steel crowns de la 3M, Coronas Denovo.
  2. Coronas precontorneadas: Estas coronas están festoneadas y también precontorneadas. Quizás requieran cierto recorte y contorneado, el cual por lo general es mínimo.  Si es necesario recortarlas se pierde el precontorno, y el ajuste de la corona es más holgado que antes que se recortara.  Entre las marcas comerciales encontramos: Coronas Ni-Chro Ion, Unitek Stainless Steel crowns de la 3M.

Nomenclatura

Las coronas de acero para posteriores están disponibles en seis tamaños para cada diente temporal.  El tamaño 4 y 5 son los más utilizados.  El tamaño 7 esta disponible para dientes muy grandes, aunque no vienen en el kit.

  • UR: Superior derecho (upper right)
  • UL: Superior izquierdo (upper left)
  • LR: Inferior derecho (lower right)
  • LL: Inferior izquierdo (lower left)

Existe otra nomenclatura que utiliza la nomenclatura Palmer, en esta las coronas vienen marcadas las coronas en su cara vestibular con el cuadrante, la letra a la que corresponde el diente y el tamaño de la corona:

  • D: primer molar
  • E: segundo molar

Instrumental

  • Instrumental básico.
  • Fresas de carburo: 169L
  • Fresas con punta de diamante
  • Rueda verde
  • Caucho abrasivo
  • Cepillo metálico para pulir y brillar.
  • Pinzas contorneadoras: N° 114 de esfera y nicho.
  • Pinzas para contorneo gingival: N° 800-417
  • Pinzas para lograr contacto proximal N° 112
  • Pinzas de Howe.
  • Tijeras para coronas.
  • Espátula de cemento.
  • Cemento: cemento de elección ionómero de vidrio.
  • Seda dental.
  • Corona de acero.
  • Instrumental para aislar.

Procedimiento

A través de los años se han recomendado varios diseños distintos de preparación para las coronas de acero.

  1. Evaluar la oclusión preoperatorio:
  2. Administración de anestesia:
  3. Colocación de la tela de caucho
  4. Completar la talla del diente
  5. Retirar caries y restauración residual
  6. Reducción de la superficie oclusal: reducción debe ser de 1 a 1.5mm.
  7. Reducción proximal debe terminar en filo de cuchillo
  8. Reducción bucal y lingual: Por lo general no se realiza, no debe ser mayor a 0.5 – 1 mm. Posteriormente se realiza un bisel redondeando todos los ángulos rectos que quedan en la superficie.  Se debe colocar la fresa en un ángulo de 30 a 45° en relación con la superficie oclusal.
  9. Selección de la corona Las tres consideraciones más importantes cuando se va a escoger la corona apropiada son: diámetro mesodistal adecuado, resistencia al asentamiento y altura oclusal adecuada.
  10. Adaptación de la corona: Las coronas se fabrican más largas que lo necesario para el diente promedio, por ello muchas requieren recortarse.
    • Recorte:
      • Objetivo: impedir que la corona invada el espesor biológico. Se extiende casi 1 mm en el surco gingival;
      • Antes de hacerlo se coloca la corona en la preparación y el nivel del margen gingival se marca con un instrumento afilado, como una cureta o la fresa.
      • Se retira la corona y se recorta 1 mm por debajo de la marca, se puede realizar con tijeras para coronas o con una rueda verde en pieza de baja velocidad cuando la cantidad para retirar es muy pequeña y no se puede realizar con las tijeras.
      • Los márgenes de la corona se recortan para que queden paralelos al contorno del tejido gingival alrededor del diente, y deben contar de una serie de curvas, sin líneas rectas ni ángulos agudos.
    • Contorneamiento:
      • Después de recortar la corona tendrá una apertura cervical.  Se debe contornear para lograr nuevamente una retención adecuada.  La corona se contornea y ciñe para lograr un ajuste estrecho.
      • El contorneo consiste en doblar el tercio gingival de los márgenes de la corona con dos propósitos principales: restituir las características anatómicas de la corona natural y reducir su circunferencia marginal, lo cual asegura un ajuste adecuado.
      • N° 114 de esfera.
      • Se recomienda restringir el contorneo al tercio gingival, y contonear únicamente lo necesario para reproducir la anatomía y un ajuste estrecho.
    • Contorneo del margen gingival
      • Para la adaptación final de la restauración, se ciñe el margen cervical 1 mm en sentido circunferencial, para lo cual es posible utilizar una pinza N° 800-417.
      • El ajuste marginal estrecho ayuda para:
        • Retención mecánica de la corona.
        • Proteger el cemento a la exposición de los líquidos bucales.
        • Mantener la salud gingiva.
      • Una vez que se ha ceñido suficiente la corona, se puede asentar únicamente con una resistencia considerable, y se escuchan sonidos raspado y de click a medida que el margen se presiona sobre la altura del contorno, esto indica que la corona adapta correctamente.
      • Se examinan las áreas de contacto para observar si se han restaurado los contactos normales.  Si es necesario, se pueden usar pinzas especiales de esfera y nicho N° 112 para producir el contacto.  Las pinzas son diseñadas para que la bola se ubique dentro de la corona y se oprima para producir un abultamiento en el tercio oclusal de la superficie proximal sin afectar el tercio gingival.
      • Una pobre adaptación de la corona puede resultar en daños considerables: pérdida de la corona, caries recurrente, irritación gingival, necrosis gingival, problemas periodontales y maloclusiones.
  11. Retirar el dique de goma: El dique se extrae para verificar la oclusión, la cual debe ser bilateral, con la boca del paciente en oclusión céntrica.
    • El dique de goma puede removerse en varios puntos durante el procedimiento de adaptación de la corona o mantenerse en su lugar hasta que la corona está lista para la cementación.  Cuando se utiliza el dique, el paciente no puede tragarse o bronco aspirar accidentalmente la corona, y como la corona fácilmente se resbala, esta en una gran ventaja.
    • Por otra parte, el retirar el dique permite al operador revisar la oclusión.  Puede revisarla al inicio del procedimiento para observar si la reducción da suficiente espacio, y cada vez que se asienta la corona para asegurarse que no altere la oclusión.
  12. Tomar radiografía: Antes de cementar la corona se recomienda tomar una radiografía para evaluar la adaptación gingival.
  13. Alisado y pulido de la corona:
    • Después de que la corona está adaptada gingivalmente y de que su oclusión es correcta, se procede a pulir la corona, primero en el margen gingival con piedras montadas y luego con ruedas de caucho abrasivas para eliminar las asperezas.
    • Para retirar la corona coloque el dedo en la superficie oclusal del diente y con una cucharilla o cureta fije el margen gingival y desaloje.
    • Se comienza a uniformar la corona con una rueda verde montada para producir curvas continuas y fluidas y adelgazar un poco el margen.  La rueda debe girar hacia el margen de la restauración, en un ángulo de 45° con respecto a la corona.  Los rayones superficiales se eliminan con un disco de hule o puntas de caucho, mediante movimientos ligeros de barrido.  Puede utilizarse un cepillo de alambre o metálico para pulir los márgenes a alto brillo.
  14. Cementación de la corona: El espacio entre la corona y el diente se debe rellenar totalmente con el cemento para eliminar cualquier burbuja de aire y sellar los márgenes de la corona.  Además este cemento actúa como una fuente secundaria de retención.  No crea una unión química al diente, pero llenando el espacio, ayuda a crear un selle mecánico entre la corona y el diente.
    • La restauración se enjuaga y se seca por dentro y por fuera, y se prepara para la cementación.  Se rellena cerca de las dos terceras partes de la corona con cemento, cubriendo todas las superficies internas.
    • El diente se seca con aire comprimido y la restauración se asienta por completo.  Es importante eliminar el cemento de todos los márgenes.  Puede utilizarse el mango de un espejo o un empujador de bandas para lograr el asentamiento completo.  Antes de que fragüe el cemento, el paciente debe cerrar en oclusión céntrica, a fin de confirmar que la oclusión no se alteró.
    • Es indispensable retirar el cemento del surco gingival.  Se puede retirar con un explorador o una cureta en las superficies vestibular y lingual y en las proximales con hilo dental.
    • El cemento de primera elección es el ionómero de vidrio: debido a sus propiedades de adhesión, liberación de flúor y biocompatibilidad, baja reacción exotérmica, no presentan contracción de polimerización.

Consideraciones Especiales

Colocación de coronas contiguas: Aunque la preparación de los dientes y la selección de la corona para aplicar varias de ellas son similares a las descritas para las restauraciones individuales, es preciso examinar algunos puntos de interés.

  1. Antes de comenzar la reducción oclusal del segundo diente, se prepara por completo la correspondiente al primero.  Cuando se reducen ambos de manera simultanea, hay tendencia a excederse en la reducción.
  2. La reducción proximal insuficiente es un problema usual cuando se colocan coronas vecinas.  Por ello es necesario romper el contacto entre las superficies proximales contiguas, con lo cual se produce casi 1.5 mm de espacio a nivel gingival. Dar espacio para las dos coronas.
  3. Ambas coronas deben recortarse, contornearse y preparase para la cementación al mismo tiempo.  Por lo general es preferible comenzar con la colocación y cementación del diente más distal.  Sin embargo, más importante aún es el hecho que la secuencia en que se colocan las coronas para cementarlas debe seguir el mismo orden que cuando se colocaron para el ajuste final.  Las coronas algunas veces asientan con bastante facilidad en una secuencia de colocación y lo hacen con mayor dificultad cuando ésta se modifica.

Preparación de coronas en zona con pérdidas de espacio:

Cuando se pierde la estructura dental a causa de caries, suele producirse pérdida de contacto y migración de los dientes contiguos hacia el espacio que ocupa normalmente el diente por restaurar.  Si esto sucede, la corona que debe ajustarse en dimensión vestibulolingual es demasiado amplia para aplicarse en sentido mesiodistal, y la seleccionada para ajustar en el espacio mesiodistal tiene una circunferencia demasiado pequeña.  Por ello se elige la corona más grande que ajuste sobre la convexidad mayor del diente y se realizan ajustes a fin de disminuir la anchura mesiodistal, para lo cual se sostienen los rebordes marginales de la corona con la pinza Howe, comprimiendo la corona para reducir su amplitud mesiodital.  Se requiere recontorneo considerable de toda la corona con las pinzas N° 114.

Si al montar la corona todavía se tienen dificultades, es posible que se requiera más reducción dental en las superficies vestibular y lingual , así como la selección de una corona más pequeña.

Consideraciones para el éxito de las coronas de acero

  1. Remoción adecuada de caries, y cuando se necesite una apropiada terapia pulpar.
  2. Reducción óptima de la estructura dental para una adecuada retención de la corona.
  3. Ausencia de lesión al diente adyacente después de realizar la reducción proximal.
  4. Selección del tamaño apropiado de la corona para mantener la longitud del arco.
  5. Adaptación marginal exacta y salud gingival.
  6. Buena oclusión funcional
  7. Procedimiento de cementación  adecuado.

Alternativas

Otra alternativa de tratamiento para restaurar molares muy destruidos es el uso de coronas de acero con frente estético, como las usadas en los anteriores.  Estas coronas no son muy usadas porque poseen varios impedimentos, entre los cuales encontramos:

  • Resultado una salud gingival pobre
  • Muy costosas
  • Muy abultadas
  • Carecen de apariencia natural

RESTAURACIÓN DIENTES ANTERIORES TEMPORALES

Existen diversos métodos disponibles para proporcionar cobertura coronal completa a los incisivos primarios: formas plásticas con grabado ácido, coronas de acero inoxidable, y coronas con carilla o cubierta vestibular.  Todas poseen limitaciones, pero cada una puede utilizarse en un momento determinado.  La más estética y de mayor uso es la forma plástica.

Comparación de las técnicas de cobertura total de incisivos

TÉCNICA ESTÉTICA DURABILIDAD TIEMPO DE COLOCACIÓN CRITERIOS DE SELECCIÓN
Formas plásticas Muy buena, puede pigmentarse con el tiempo Retención depende de la cantidad de estructura dental, y de las fuerzas ejercidas. Requerido para aislamiento, grabado, colocación y acabado. Apariencia estética de gran importancia, niño no tiende a traumatismos, buen control de hemorragia.
Coronas de acero Deficiente Muy buena Corona más rápida de colocar Dientes muy cariados, apariencia estética de poca importancia, comportamiento negativo del paciente.
Coronas de acero con carilla Buena, aunque se observa algo de metal Buena, sin embargo las carillas pueden desprenderse. Es la que toma más tiempo, procedimiento requiere dos etapas: colocación de corona y colocación de resina Dientes muy cariados, se necesita durabilidad, niño propenso a accidentes, bruxismo grave.
Coronas de acero con carilla prefabricada Buena Adecuada, aunque carillas a veces se rompen. Rápida, no tanto como la corona de acero; diente debe adaptarse a la corona. Mucho interés en estética, no hay control de la hemorragia.

Indicaciones

  1. Incisivos con lesiones cariosas de más de dos superficies.
  2. Incisivos con tratamiento pulpar.
  3. Incisivos con lesiones interproximales pequeñas y zonas extensas de descalcificación cervical.
  4. Incisivos fracturados con pérdida apreciable de estructura dental.
  5. Incisivos con defectos hipoplásicos múltiples o alteraciones del desarrollo.
  6. Incisivos pigmentados, que afecten la estética del paciente.

FORMAS PLÁSTICAS

Doyle introdujo un diseño de preparación para incisivos primarios que consistía en una “chaqueta” en la corona; utilizaba un área de preparación alrededor del hombro gingival, se retenía la mayor cantidad posible de esmalte para la desmineralización, y conservaba la porción media del ángulo natural incisal siempre que sea posible mejorar la retención.  Después de retirar la caries, proteger la dentina expuesta, y desmineralizar el esmalte, el odontólogo restaura el incisivo preparado con una chaqueta de corona acrílica preformada rellenada con resina de autocurado.

Weeber et al describieron una técnica de coronas de resina muy similar a la de Doyle, a excepción que el diente se restaura con resina compuesta usando una corona celuloide formada como una matriz.  Ellos no preservaban una porción del ángulo incisal.

La resina es el material de elección para la restauración de los dientes temporales anteriores.  El uso de una forma plástica como una matriz para una técnica de desmineralización-adhesivo de una resina compuesta en una restauración de cobertura total.

Ventajas

  1. Apariencia estética
  2. Requieren remoción de poco tejido dental.
  3. Se puede obtener retención extra adhiriéndose al esmalte y dentina remanente.

Desventajas

  1. Muchas veces la restauración tiene un grosor insuficiente para resistir las fuerzas oclusales.
  2. Son manufacturadas solamente para los dientes superiores y deben adaptarse a los inferiores.
  3. Son difíciles de usar en casos de apiñamiento dental.
  4. La resina con el tiempo se pigmenta.
  5. Requiere control de humedad y hemorragia.
  6. Morfología del esmalte de dientes temporales disminuye la retención.

Nomenclatura

Las formas plásticas vienen en 4 tamaños (1, 2, 3 y 4) para incisivos centrales y laterales.  Se utiliza la nomenclatura palmer y se encuentran marcados con la letra correspondiente al diente, el cuadrante y el tamaño.

  • A: Central
  • B: Lateral

Instrumental

  • Instrumental básico: explorador, espejo de boca, sonda periodontal, pieza de alta velocidad.
  • Fresas de carburo 169L.
  • Fresas de diamante delgadas.
  • Fresas o puntas para pulir resinas
  • Forma plástica
  • Tijeras para formas plásticas
  • Resina
  • Instrumental para aislamiento.
  • Anestesia

Procedimiento

  1. Administración de anestesia: se administra anestesia local vestibular y lingual o palatina.
  2. Seleccionar el color de la resina compuesta: se escoge el color de la resina teniendo en cuenta el diente adyacente. Generalmente se utiliza A1
  3. Aislamiento del campo: se coloca el dique de goma para lograr un aislamiento completo del campo operatorio.
  4. Selección de la forma plástica del tamaño adecuado: se elige una forma plástica con amplitud mesiodistal casi igual a la del diente que se restaurará.  Se puede medir en milímetros, o hacer una comparación visual del largo incisal con la corona invertida en el borde.
  5. Reducción borde incisal: el borde incisal se debe reducir aproximadamente 1 – 1.5 mm con una fresa cónica de diamante fino o una N° 169L.
  6. Reducción superficies interproximales: se realiza una reducción de 0.5 a 1 mm.  Esta reducción debe permitir que la forma plástica pase sobre el diente.  Las paredes proximales deben ser paralelas, y es importante que el margen gingival termine en filo de cuchillo, subgingival.
  7. Reducción superficie vestibular: Reducción de las superficies vestibular y lingual por lo general no se realiza, solo cuando los bordes de la forma plástica tengan contacto con el diente. Se debe remover mínimo esmalte de estas superficies, así se evita la remoción de tejido sin prismas del esmalte y aumenta la retención. Se redondean los ángulos.
  8. Remoción de caries: se retira caries con una fresa redonda, si es necesario se debe realizar tratamiento pulpar.
  9. Adaptación de la forma plástica: se debe recortar la corona seleccionada con tijeras para coronas.  Eliminar el material excedente en sentido gingival y probar su ajuste.  La corona recortada de manera adecuada debe ajustar 1 mm por debajo del margen gingival, y tener una altura comparable a la de los dientes contiguos.
  10. Perforación de la forma plástica: después de recortar la forma plástica, se le hace una pequeña perforación en el borde incisal para que sirva como escape al aire atrapado cuando la forma con resina se coloque en la preparación y no se formen burbujas, permite que la resina fluya.
  11. Desmineralización y adhesivo: se graba el diente durante 15 a 20 segundos, enjuagar y secar el diente, aplicar el agente de adhesión dentinaria en toda la superficie.
  12. Relleno de la forma plástica: Se rellena con la resina seleccionada las 2/3 partes de la forma plástica.
  13. Asentamiento de la forma plástica: Se asienta en el diente la forma plástica rellena de resina; el material debe fluir por el margen gingival y el orificio de ventilación.  Mientras se mantiene la forma plástica en su lugar, se retiran los excedentes con un explorador.  Se polimeriza desde las área vestibular y lingual.
  14. Retiro de la forma plástica: se retira la forma plástica con una hija de bisturí o con la punta del explorador, se debe cortar por la superficie lingual o palatina, y después desprenderlo del diente.
  15. Retirar el dique de goma: se debe retirar el aislamiento para controlar y verificar la oclusión.
  16. Pulido de la resina: la superficie vestibular necesitará poco pulido.  Cuando queda defectos puede utilizarse una fresa de carburo con forma de flama para terminar el margen gingival, en caso de que se observe o se advierta alguna irregularidad.  Retirar puntos de contacto altos de la superficie lingual con fresa redonda o piriforme.  Utilizar discos abrasivos para el pulido final de las áreas de la corona.

CORONAS DE ACERO CON CARILLA ESTÉTICA

Las coronas de acero preformadas son consideradas las restauraciones más durables y confiables para restaurar dientes con lesiones cariosas extensas, o fracturas dentales.  Croll, describió a estas coronas como fáciles de usar, a prueba de fracturas, resistentes al uso, y se retienen muy bien en el diente hasta que exfolia.

La principal desventaja es su color grisáceo que le da poca apariencia estética.

En 1994, Wiedenfeld, publicó una técnica para elaborar a nivel de sillón, coronas veneer de acero con carilla de resinas fotocurable.  Diversos autores sugieren cortar la superficie vestibular de la corona de acero y reemplazarla con resina.

Tipos de coronas

Las coronas de acero para dientes anteriores temporales están disponibles en seis tamaños para los dientes incisivos (central y lateral) y caninos superiores e inferiores.  Las coronas vienen marcadas para los incisivos con una letra y un número. La letra se refiere a la ubicación en el arco así:

  • R:  derecho (right)
  • L: izquierdo (left)

Para caninos vienen marcados solamente con el tamaño de la corona.

Indicaciones

  1. Cuando se desea una restauración estética durable para dientes anteriores temporales.
  2. Cuando se contraindican los otros tipos de restauraciones.
  3. Lesiones proximales muy grandes con poco espacio interproximal.
  4. Mordida profunda.
  5. Bruxismo severo

Instrumental

  • Instrumental básico: explorador, espejo de boca, sonda periodontal, pieza de alta velocidad.
  • Fresas de carburo N° 169L.
  • Fresas de diamante delgadas.
  • Fresas o puntas para pulir resinas
  • Resina
  • Ruedas montadas verde y blanca
  • Caucho abrasivo
  • Cepillo metálico para pulir y brillar
  • Pinzas contorneadoras: N° 114 de esfera y nicho.
  • Pinzas para contornear tercio gingival: N° 800-417
  • Pinzas Howe
  • Tijeras para coronas
  • Espátula de cemento
  • Cemento: cemento de elección ionómero de vidrio.
  • Seda dental
  • Instrumental para islamiento.
  • Anestesia

Procedimiento

  1. Administración de anestesia: se administra anestesia local vestibular y palatina o lingual.
  2. Seleccionar el color de la resina compuesta: se escoge el color de la resina teniendo en cuenta el diente adyacente.
  3. Aislamiento del campo: se coloca el dique de goma para lograr un aislamiento completo del campo operatorio.
  4. Reducción borde incisal: el borde incisal se debe reducir aproximadamente 1 – 1.5 mm con una fresa cónica de diamante fino o una N° 169L.
  5. Reducción superficies interproximales: se realiza una reducción de 0.5 a 1 mm.  Las paredes proximales deben ser paralelas, y es importante que el margen gingival termine en filo de cuchillo, subgingival.
  6. Reducción superficie vestibular: Reducción de las superficies vestibular y lingual por lo general no se requiere. Se debe remover mínimo esmalte de estas superficies, así se evita la remoción de tejido sin prismas del esmalte y aumenta la retención. Se redondean los ángulos.
  7. Remoción de caries: se retira caries con una fresa redonda, si es necesario se debe realizar tratamiento pulpar.
  8. Selección de la corona: se elige una corona con amplitud mesiodistal casi igual a la del diente que se restaurará.  Se puede medir en milímetros, o hacer una comparación visual del largo incisal con la corona invertida en el borde.
  9. Asentamiento de corona: después de haber terminado la preparación se debe probar la corona en el diente.  Las coronas de acero requieren a menudo de una modificación en su morfología cervical antes de montarlas.  En su fabricación las coronas adquieren forma ovoide, con una dimensión vestíbulo lingual pequeña.  Por lo cual es preciso alterarlas par poder deslizarlas sobre el diente, lo cual se efectúa con tan solo comprimir la corona un poco en sentido mesiodital con una pinza de Howe.  Cuando se asiente la corona no debe observar isquemia en el margen gingival, esto indica que la corona está muy larga.
  10. Adaptación de la corona: En la mayoría de los casos las coronas de acero para dientes anteriores requieren poco recorte o quizás ninguno.  Cuando se requiere cortarlas se realiza con una rueda montada o tijeras de coronas (depende del largo).  Antes de hacerlo se coloca la corona en la preparación y el nivel de la cresta gingival se marca con un instrumento afilado, como una cureta. La corona debe extenderse de 0.5 a 1 mm por debajo de la cresta gingival.
    • Se recorta con las tijeras una V en las superficies proximales que corresponden al margen gingival en la superficie proximal.  Al mismo tiempo se corta la superficie labial de la corona con una fresa N° 58 para facilitar la apertura de la ventana vestibular.
    • Se debe contornear para lograr nuevamente una retención adecuada.  La corona se contornea y ciñe para lograr un ajuste estrecho. El contorneado se obtiene en sentido circunferencial con una pinza N° 114 de esfera y nicho.
    • Para la adaptación final de la restauración, se contornea el tercio gingival el margen cervical 1 mm en sentido circunferencial, para lo cual es posible pinzas especiales para N°800-417.
    • Se revisa la adaptación marginal con un explorador. Otra alternativa puede ser abrir la ventana vestibular totalmente en este paso, antes de cementarla, esto facilita la manipulación y comportamiento del paciente.
  11. Alisado y pulido de la corona: Después de que la corona está adaptada gingivalmente y de que su oclusión es correcta, se procede a pulir la corona, primero en el margen gingival con piedras montadas y luego con ruedas de caucho abrasivas para eliminar las asperezas.
  12. Cementación de la corona: El cemento actúa como una fuente secundaria de retención y mejora el sellado. Antes de cementar la corona se recomienda tomar una radiografía para evaluar la adaptación gingival. La cementación es igual que para dientes posteriores
  13. Apertura ventana vestibular: Después de que el cemento ha fraguado se procede a realizar la apertura de la ventana vestibular de la corona.
    • Se debe recordar que para fines prácticos es mejor realizar la apertura antes de cementar. Aunque algunos autores sugieren realizarla después de cementar.
    • Esto se puede realizar con una fresa N° 330 o 35 o 245.  La ventana se extiende antes del borde incisal, en dirección gingival, a la altura del margen gingival, y en sentido mesodistal, hacia los ángulos de línea.  Es recomendable que se note muy poco el metal desde la cara vestibular.
    • Con la fresa N° 35 o 699 se retira el cemento a una profundidad de 1 mm del margen de la ventana.
    • Los márgenes de la corona se pueden pulir con una piedra verde o blanca delgada de terminado.
  14. Elaboración de la carilla: después de lavar y secar la ventana preparada, se procede a colocar la resina en la cara vestibular.  Se graba el diente durante 15 a 20 segundos, se enjuaga y se seca el diente, se aplica el agente de adhesión dentinaria en la superficie vestibular.  La colocación de la resina comienza llenando los bordes gingival es, seguidos por una de las superficies proximales.  Después se llena el borde incisal, seguido de la otra superficie proximal.  Este método confirma que todas las áreas de retención hallan sido llenadas con resina.  Se termina la colocación de la resina con la parte central.  Una vez terminada la resina se pule con discos abrasivos.

Fuente: “Restauración en Dientes Temporales” por la Dra. Diana Estupiñan

  • ANGEL VALDEZ1

    me parece excelente este articulo

  • lily

    muy muy bueno me gusto mucho este articulo